El baño es una de las habitaciones de la casa que más se suele reformar junto con la cocina. Es normal, si pensamos en la cantidad de uso que le damos al baño a diario. A la larga esta estancia necesitará una renovación completa o parcial. Hoy te contamos cómo reformar un baño y todo lo que debemos tener en cuenta para llevar a cabo esta obra.

¿Qué debes tener en cuenta antes de reformar un baño?

A la hora de reformar un baño tenemos que tener en cuenta una serie de factores que van desde las necesidades que queremos cubrir o mejorar hasta el presupuesto que tenemos para llevar a cabo la reforma.

Plantéate cambiar la bañera por un plato de ducha

La bañera puede ser una opción si tenemos varios baños en casa. Pero tener un plato de ducha es una opción mucho más orientada al futuro.
Una ducha es mucho más accesible a personas mayores o personas con movilidad reducida. Existen muchos modelos de duchas en el mercado, y siempre podemos escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¿Uno o dos lavabos?

Esta puede ser una cuestión con poca importancia, pero dos lavabos en el baño es una de las tendencias actuales, sobre todo si se trata del baño de la habitación principal. Si tenemos espacio suficiente, podemos optar por instalar dos lavabos individuales, uno para cada miembro de la pareja, colocados frente a un espejo común que ocupa todo el largo de la pared.

 

reformar baño

Elimina el bidé

En la actualidad, el uso del bidé ha quedado relegado al lugar donde se deja la ropa o la toalla para después de la ducha. Este elemento ocupa un espacio que podemos aprovechar para distribuir el baño de forma más equitativa.
Eliminando el bidé podemos instalar un radiador de pared, donde secar las toallas. También puede ser el lugar perfecto para una balda de tallas y complementos.

La grifería es imprescindible

Reformar el baño no es solo cambiar la apariencia de la habitación, lo que vemos a plena vista; también tenemos que prestar atención a la grifería y las tuberías. En muchas ocasiones, cuando reformamos el baño, este tiene ya más de 20 años. Puede que los desagües y los grifos no funcionen correctamente. Es posible que se hayan deteriorado con el uso de materiales que no eran tan resistentes como los actuales.

El material para la encimera del lavabo

El diseño del lavabo puede ser diverso, en función de las preferencias de cada uno. Podemos optar por un lavabo de cerámica, pero también podemos tener un lavabo incrustado en un mueble de otro material.

Algunos de los materiales más utilizados son el mármol, los azulejos, el cristal o el cuarzo. La madera puede darle un toque rústico a nuestro baño, pero no sería recomendable si la habitación no cuenta con una ventana para ventilar, debido a la humedad.

reformar baño
Máximo aprovechamiento del espacio para almacenaje

Reformar el baño no solo consiste en sustituir los elementos principales, como el lavabo o la bañera, también tenemos que tener en cuenta los accesorios, toallas y cualquier otro útil que solemos guardar en esta habitación.
Si hemos optado por eliminar el bidé, habremos ganado espacio para colocar elementos de almacenaje. Otra opción muy común es un armario bajo el lavabo, aprovechando al máximo el espacio.

Pide varios presupuestos

Pedir varios presupuestos una vez que ya sabemos lo que queremos hacer en el baño es la mejor decisión. De esta forma podemos consultar la forma de trabajo de cada empresa de reformas a la que hayamos contactado, comparar el coste de la instalación y los materiales y quedarnos con quien mejor nos asesore y se adapte a nuestras necesidades.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *