Reformas de baños

No siempre es necesaria una reforma integral, las reformas de baños de viviendas están a la orden del día. Son pequeños detalles que mejoran en gran medida nuestra calidad de vida.

Reformas de baños

Somos conscientes de que este tipo de reformas se realizan en muchas ocasiones con los clientes en la vivienda. En estos casos nos coordinaremos más aún con vosotros para aliviar la incomodidad que es estar en esa situación y convivir con una obra.

¿Por qué reformar el baño?

Existen muchas razones para llevar a cabo una reforma parcial o integral del baño. De hecho, es la habitación de la casa que más se reforma, junto con la cocina.

Adaptar el baño a las nuevas necesidades de los habitantes de la casa

Una de las razones por las que reformar el baño es cambiar la bañera por un plato de ducha. Una ducha es muchísimo más accesible a personas mayores o personas con movilidad reducida. A la larga, tener un plato de ducha en el baño puede ser muy útil.

Reformar el baño para renovar una instalación vieja

Con el paso del tiempo, el desgaste de la instalación de fontanería en el baño acaba por deteriorarse. Sobre todo si hablamos de un baño que ya tenía sus años cuando nos mudamos a la casa o de una casa antigua.

No solo las tuberías estarán resentidas por el paso del tiempo, también el inodoro, la bañera, el lavabo, incluso el suelo o las paredes habrán sufrido algún daño debido al desgaste natural que se genera con el uso. Tenemos que tener en cuenta que el baño es una de las habitaciones que más se usan de la casa.

La eficiencia energética es una razón para renovar tu casa

Si decides hacer reformas en casa, centrándote especialmente en convertirla en un lugar más eficiente energéticamente, no puedes pasar por alto la reforma del baño.

Cambiar la fontanería, sobre todo si las tuberías tienen ya unos años, te ayudará con el ahorro en las facturas del agua. Una instalación nueva será mucho más eficiente que una antigua.

Hacer una reforma en el baño por higiene

Una de las razones para llevar a cabo una reforma, sea integral o parcial, en el baño, es cambiar la instalación por motivos de higiene. Esto se puede dar cuando compramos una casa de segunda mano, donde el baño ha sido utilizado por otras personas durante mucho tiempo.

Hay que tener en cuenta que se trata de la habitación más íntima de la casa, y la higiene en este aspecto es importante. La mayoría de las personas que compran una casa de segunda mano suelen recurrir a una reforma por esta razón, y ya de paso, renovar la habitación con las últimas novedades en sanitarios domésticos.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puedo seguir viviendo durante la obra?

Por supuesto, entendemos el trastorno que supone tener que buscar un lugar para vivir. En obra nos preocupamos tanto de los forrados de la vivienda para que entre el menor polvo posible en el resto de estancias, como del acopio de todo el material necesario en nuestras instalaciones, totalmente revisado, para poder ejecutar una reforma rápida, de calidad y sin imprevistos.

¿Puedo tener el plato de ducha apoyado en el suelo?

Por supuesto, siempre que tengamos altura suficiente en el baño para poder dar caída desde la válvula del plato de ducha al bote sifónico. En el caso que no se pueda levantamos una base de 5 cm para conseguir la altura suficiente para la evacuación de aguas.