La licencia de obras en Madrid para la reforma de una casa varía en función de la obra que se va a llevar a cabo. Existen diferentes clasificaciones que dependen de cuánto se vaya a cambiar el interior, la estructura o incluso el exterior de la vivienda.

Siempre pueden surgir dudas respecto a si se necesita una licencia de obras para reformar el baño o la cocina. Tanto la reforma del baño y de la cocina son obras que se consideran menores; a continuación te contamos qué conlleva esto en cuanto a la solicitud de permisos o licencias.

¿Qué permisos necesito?

Las obras que hagamos en casa pueden ser mayores o menores. Las obras llamadas mayores son aquellas que conllevan transformaciones o cambios en la propia estructura de la vivienda.

Obras mayores

Estos cambios pueden ser parciales o totales pero se trata de modificaciones en los pilares, los muros de carga o las vigas de la casa. Este tipo de obras necesitan una licencia de obras en Madrid por la reforma de la estructura de la propia vivienda.

Para las obras mayores se necesita el Procedimiento ordinario común o el Procedimiento ordinario abreviado. La solicitud de la licencia de obras en Madrid para una reforma de este tipo se necesita siempre la presentación de un proyecto técnico redactado por un profesional. 

Para obtener la licencia de obras se necesita presentar el impreso de solicitud de la licencia, el impreso de liquidación de las tasas (pagado), el proyecto técnico y la declaración del profesional de la conformidad con el certificado de viabilidad geométrica, así como el cuestionario de la Estadística de Construcción de Edificios.

Obras menores

Por otro lado, tenemos las obras menores, que son aquellas que conllevan el cambio o modificación de algunas zonas de la casa, pero sin que esto implique la modificación de la estructura de la vivienda. Hablamos del cambio de una determinada instalación dentro de la casa, así como la tala de árboles, instalación de aparatos como el aire acondicionado o modificar la distribución del interior de la vivienda sin que implique tirar tabiques o mover otros elementos estructurales. 

Este tipo de obras conllevan una comunicación previa, y el procedimiento es mucho más sencillo que la solicitud de una licencia de obras mayores.

¿Qué licencia necesito para reformar un baño?

La licencia de obras en Madrid para la reforma del baño conlleva solo la comunicación previa. Se trata de una obra menor y se debe solicitar la licencia como tal.

Esto implica la presentación del plano de la situación del edificio en el callejero de Madrid, los planos que reflejen el estado actual de la vivienda, así como los planos del estado que tendrá después de la reforma, una memoria de las obras que se van a llevar a cabo, el presupuesto de la reforma y el impreso de liquidación de las tasas (pagado).

¿Necesito licencia para reformar la cocina?

Una licencia de obras en Madrid para la reforma de la cocina implica lo mismo que la reforma del baño. Se trata de obras menores que, en principio, no implican la modificación de la estructura de la casa, sobre todo si se trata del cambio de muebles, electrodomésticos, azulejos, suelo… y no estamos hablando de tirar un tabique para ampliar la cocina o abrir un espacio nuevo dentro de la casa. 

¿Qué pasa si no tengo licencia?

Lo más normal es que nos pongan una multa si hacemos una reforma sin licencia. El Ayuntamiento de Madrid puede multarnos en función del tipo de obras que hayamos hecho sin haber solicitado la licencia.

Las multas pueden variar entre los 300 y los 6000€ y siendo como mínimo un 2% del valor de la reforma en cuestión. Merece la pena solicitar la licencia de obras en Madrid para la reforma de una casa, porque las tasas a pagar siempre serán inferiores a la multa a la que nos exponemos.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *