Como todo lo que rodea a las reformas y los cambios en nuestro hogar, es importante tomar decisiones en base a las necesidades de cada espacio y de las personas que van a habitarlo. El suelo de nuestra casa es una parte importante que requiere que conozcamos los distintos tipos, de forma que en función del uso que vayamos a darle, podamos tomar una decisión correcta. Te contamos qué tipos de suelo podemos usar en nuestra casa.

¿Qué suelo elegir para mi casa?

Para tomar esta decisión, es importante visualizar los distintos tipos de suelo en nuestro hogar, y sobre todo saber qué uso va a darse del espacio. Así, podemos imaginarnos un salón de suelo cerámico o de parquet claro. ¿Te imaginas la gran diferencia que puede suponer este detalle? Ya no sólo a nivel estético, sino a nivel funcional, los materiales que utilicemos pueden ser un gran paso en nuestra vivienda.

Para acertar en el tipo de suelo para tu casa, te recomendamos tener claras estas cuestiones:

  • Presupuesto aproximado
  • Necesidades. ¿Calidez o frescor? ¿Luz y amplitud, o sobriedad y sensación acogedora? 
  • Funcionalidad por estancia. ¿Toda la casa del mismo material o variedad en función de la zona?

¿Y para qué es necesario saber estas cosas antes de elegir nuestro suelo para casa? Esto te servirá para ir eliminando opciones. Si quieres un suelo para todo el piso, y tienes niños y mascotas, quizás no quieras arruinar un suelo de parquet y es preferible escoger algo más duradero. como un suelo laminado. 

Tipos de suelo para poner en casa o piso

Antes de nada es importante afirmar que no existe un único tipo de suelo para la casa, ya que como decimos, no sólo dependerá el gusto de las personas, sino las necesidades y el uso de ese suelo. Al fin y al cabo, lo fundamental es tener estos factores en cuenta, lo que nos permitirá escoger materiales adecuados para cada estancia, adaptándolo al estilo de cada hogar. 

Suelo de baldosas

Las baldosas pueden utilizarse en cualquier zona de la vivienda y suelen ser de materiales muy resistentes a la par que duraderos, como puede ser la cerámica o la porcelana. Aunque su instalación es más compleja que otras opciones, se trata de un tipo de suelo para casa fácil de mantener. Eso sí, son materiales fríos, por lo que no lo recomendamos en ambientes de bajas temperaturas, pero sí para zonas con mucho tránsito, baños y exteriores.

Suelo laminado

Este tipo de suelos están formados por varias capas de materiales sintéticos, que tienen un relieve y una forma que imita a la madera, pero siendo mucho más duradero y estable. Otra característica positiva de este suelo para tu casa es que es muy resistente a la humedad gracias a que normalmente incorporan un refuerzo especial para garantizar su durabilidad. Son bastante más económicos que el parquet, aunque estéticamente ofrecen acabados similares, y son muy fáciles de montar. En general, suelen incorporar un sistema de ‘clic’ que facilita enormemente esta labor. Además de madera, podemos encontrar otros acabados de este tipo de suelos, como la piedra, el granito o la pizarra, entre otros.

Suelo de parqué

El parqué es un tipo de suelo de madera, que puede ser macizo, de una sola pieza de madera o de varias. Dependiendo de su instalación podremos hablar de parqué o tarima flotante, o parqué encolado. Se trata de un material que permite obtener suelos únicos, de gran calidad y ecológicos. Además, tiene una durabilidad infinita, aunque es importante tener en cuenta que al ser un material natural su mantenimiento debe ser periódico ya que es sensible a impactos. El precio depende del tipo de parqué, aunque es algo más caro que el resto de opciones.

 

Aunque existen muchos tipos de suelo para tu casa, estos son algunos de los que recomendamos desde Jofmar. En cualquier caso, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros para que te asesoremos en tu próxima reforma en Madrid sobre el tipo de suelo que mejor se adapta a tus necesidades. ¡Te esperamos!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *